lunes, 22 de abril de 2019

Iron Man y Robert Downey Jr.: Flashback al inicio de todo



El Universo Cinematográfico de Marvel expandió su alcance y magnitud y llegó a incluir nueve franquicias en la actualidad, que en 2020 totalizarán doce; pero todo su origen puede remontase a IRON MAN y su dinámica estrella: Robert Downey Jr.

“Nos sentimos muy orgullosos de los elencos de nuestras películas, y Robert Downey Jr. fue probablemente la elección más importante que hayamos tomado jamás”, señala el productor ejecutivo Louis D’Esposito. “No solo es un brillante actor, sino que le dijo al mundo que nosotros somos serios con la gente que contratamos para interpretar estos papeles icónicos. Su éxito en el papel permitió a todos los otros grandes actores unirse a nuestro universo sabiendo que si Robert Downey Jr. estaba haciendo esto, ellos también podían hacerlo”.

“No cabe duda: si no hubiese Robert Downey Jr., no habría UCM”, sentencia Kevin Feige. “Eso es un hecho. Robert insufló vida al estudio, ayudó a fundar el estudio con Jon Favreau, en el tono de IRON MAN y lo que trajo a su personaje. Tenía esta convicción, mientras peleaba por obtener el papel, de que podía aportar algo no solo a la película, sino a lo lejos que podíamos llegar con el Universo, el cual a esa altura no era más que una quimera. Realmente supo ver el panorama completo y lo que podía traer al cine y a los espectadores en términos de sobrepasar y subvertir las expectativas de lo que puede ser un héroe. Para siempre, cualquiera que encarne un papel icónico lo hará a la sombra de lo que RDJ logró hacer con Tony Stark”.



Las coestrellas de Downey hablan de qué es lo que hace al actor el “padrino” indiscutible del UCM. “No es difícil tener una gran dinámica dentro y fuera de la pantalla con Robert Downey Jr.”, declara Chris Evans. “Es una persona sumamente afable y creo que comprendió la carga de responsabilidad de estas películas. Comprendió que cuando una persona triunfa, triunfamos todos. Así que hizo todo lo posible por ayudarnos a encontrar nuestro camino, no solo en las películas de AVENGERS, sino también en nuestras propias franquicias individuales. Yo sentía su apoyo incluso cuando él no estaba en el set. Durante mi primera película de CAPITÁN AMÉRICA, fue crítico para mí. Hubiera debido enfrentar bastantes más dificultades en esa película sin su ayuda. Es increíble la energía que irradia cuando lo conoces”.

El actor continúa: “Es central. Al principio, tomó a muchas personas como yo o Chris Hemsworth —actores que habíamos hecho muchas cosas antes, pero nada de esta escala— y nos cargó en sus espaldas y se aseguró de que todos nadáramos en la misma dirección. Y antes de darnos cuenta, éramos como un equipo de remo, remando todos a un mismo ritmo y listos para salir a la competencia”.


“Robert nos mostró el camino como un verdadero líder y paladín”, agrega Chris Hemsworth. “Siempre ha estado ahí alentándonos y dándonos una constante devolución de lo que hacíamos. Siempre está observando, siempre atento, no se le escapa nada. Es siempre la primera persona que viene a decirte: ‘Eso estuvo fantástico y realmente funciona’. Cuando comencé en esta franquicia, escuchar esa validación por parte de él era como lograr el visto bueno y ser invitado a entrar al club. Pero para mí, lo más memorable es que incluso a través de todo el éxito obtenido, once años más tarde él sigue teniendo la misma actitud. Esa es la verdadera prueba de su humildad y su amor por la franquicia y todos estos personajes. Está más que consciente de lo que le ha dado. En AVENGERS: ENDGAME me sentí muy agradecido de poder tener tanto tiempo con él dentro y fuera del set”.

Reflexionando sobre todo lo que ha disfrutado estos últimos 11 años interpretando al icónico personaje de Tony Stark, Robert Downey Jr. señala: “Atesoro todos los recuerdos de mis compañeros, y todos los momentos y los días que hemos compartido tanto dentro como fuera del set durante los rodajes”, manifiesta. “Aún recuerdo a Tony aterrizando en medio del desierto en la Sierra Oriental cuando escapa de la cueva. Estaba enterrado hasta el cuello en arena con una tremenda tormenta que se avecinaba. Solo teníamos un par de minutos para rodar esa toma, y fue como que la gracia divina llegó en ese momento y nos dio la toma que está en la película”.

Y agrega: “La versión de Stan Lee de Tony Stark, que estaba basada en mi generación, esa postura anti-sistema de Vietnam, pero con ese tono de excéntrico multimillonario a lo Howard Hughes, fue genial”.

Como una última reflexión, Downey agrega: “Mis propios valores influyeron y se vieron influidos por el contenido de estas películas. Traté de infundirles un cierto sentido de mi propio proceso. Y estamos hablando de una década entera. La vida es fugaz, y una década a veces realmente se siente como una vida”.