martes, 16 de abril de 2019

Exiliado: Ser felices con lo que hacemos es nuestro éxito


Con un 2018 a paso firme, Exiliado, lleva su mensaje a todo el país para que se sepa que aún el rock tiene cosas por decir.
 Estuvimos hablando con Franco “Coco” Carobino, cantante y guitarrista de Exiliado, un power trío de la ciudad de Mar del Plata que tiene más de 10 años en escena.
 Realizadores y participantes del rock under de Mar del Plata, llevan su música, siendo reconocidos su trabajo de interés cultural por la Secretaría de Cultura del Partido de Gral. Pueyrredón.
 La banda integrada por Carobino, Joan Manuel Barceló y Brian Mehrbald, tiene 2 discos en la calle y muchas presentaciones hechas y ha compartido escenario junto a Carajo, Asspera y La Renga.
Están trabajando en canciones nuevas y un nuevo material discográfico y  planean una gira por el noroeste argentino y creen que es el momento de cambiar la escena under del país.
 

FL: Luego de 10 años en la escena ¿Cómo viven el presente de la banda?
Paso bastante agua bajo el puente pero no nos quedamos ni con los laureles ni con los carbones, esto recién empieza. Después de 10 años nos forjamos, nos entendimos y comprendimos de qué se trata esto. Es un sueño y algo por lo cual trabajamos con mucho amor. Recién empieza.

FL: ¿Cómo es ser autogestionados?
Es una caricia áspera. Hoy en día es la única manera para que bandas emergentes e independientes puedan crecer en la escena. La autogestión es, probablemente, el camino que toda banda debe tomar. Ellas mismas son las que deben manejarse de esta manera. Suele ser difícil pero no hay nada mejor que sembrar, cosechar y cuidar tus propias flores.

FL: ¿Cómo viven la escena under/ emergente de Mar del Plata y del país en general?
Estamos viviendo un proceso de transición en lo que representa la escena under/emergente del país. Las caras de siempre tienen que empezar a darle la posta a los que siguen, no solo las bandas, sino el público. Son 30 años del los mismos, es momento de cambiar.
En cuanto a Mar del Plata, es una de las plazas más difíciles de la escena y al mismo tiempo, uno de los semilleros con mayor potencial del país, paradójicamente. Como el gran pueblo de asfalto que somos, tenemos muchas bandas y artistas con gran potencial que llevan grandes propuestas pero como dice el dicho:”pueblo chico, infierno grande.” Pocos lugares y más trabas en cuanto lo cultural, no impiden al músico marplatense seguir apostando y viajando por lo que quiere decir.

FL: ¿Cuál es el sueño máximo de la banda?
Los sueños a veces confunden el éxito. ¿Qué es el éxito para nosotros? Ser felices con lo que hacemos. No se trata de llenar un River para sentirse realizado, las cosas van por otro lado. Las ambiciones son buenas pero que no sea transforme en delirio. Somos un grupo de amigos que cuentan lo que sienten y que la familia sea cada vez más grande hace que el sueño este cada vez más cerca de cumplirse. Vivimos muchas cosas juntos, buenas y malas, eso hace que el sueño sea lo más real posible. Todo eso está acá, al alcance de nuestra mano y no tan cerca al mismo tiempo.  Seremos lo que tengamos que ser y llegaremos a donde tengamos que llegar, después veremos que tan grande se hizo realidad el sueño. Mientras tantos ya lo cumplimos: tener una banda que nos cure el corazón.

“La idea fue siempre contar nuestra versión de la película y de lo que creemos a través de la canción”

 FL: ¿Qué depara este 2019?
Tocar y componer el 3er disco. Hay muchas canciones nuevas y lugares para hacer ruido. En Agosto nos vamos de gira por el Noroeste Argentino y muchas fechas antes y después pero estamos focalizados en el nuevo material que trae muchas cosas por decir.