lunes, 8 de octubre de 2018

Venom: El Spin off del villano de Marvel que acepto ser un héroe más…



Ya está claro que el tiempo de los héroes y su fusión con la pantalla grande es hoy. Hace ya más de una década las grandes productoras de Hollywood juegan sus cartas sobre los poderosos trajeados de sus vitrinas. Y esta vez, desde el 4 de Octubre del 2018 y en todas las salas, Sony vuelve a apostar a lo suyo.

De la mano y dirección de Ruben Fleischer con una historia “chata”, simple, pero funcional, VENOM el villano/anti héroe despertó el entusiasmo de todos los espectadores, fanáticos de los cómics o de los dulces pochoclos que parecen saber mejor con el cine de efectos especiales que solo Hollywood sabe cómo tratar.

La historia aunque no tan fiel, cuenta con ingredientes bien mezclados de aquellas páginas de papel y nos trae desde el espacio una nave de investigación avanzada con vida alienígena capaz de elevar los límites conocidos por el hombre. Pero para que esto suceda, estas formas desconocidas de vida llamadas simbiontes deben conseguir un medio de transporte, un huésped compatible ya que de no encontrarlo morirían (tanto ellas como el cuerpo receptor).

Este conflicto se torna interesante cuando el periodista Eddie Brock (Tom Hardy) mete sus narices clandestinamente en la organización “Fundación Vida” en busca de pruebas de experimentos con humanos y se ve infectado (invadido) por una de las simbiontes estudiada en el laboratorio. Brock va a comenzar a percibir anomalías en su cuerpo hasta comprobar si realmente es compatible con su nuevo habitante interno, quien le va a hacer comprender que buscan en la tierra y de lo que son capaces de hacer...

Como mencioné anteriormente la historia es simple, lineal pero funcional. No esperemos como espectador superar los puntos altos que Deadpool 2 (por ejemplo) dejó en el nuevo cine de héroes o como el efecto visual que Los guardianes de la galaxia de James Gun alcanzaron. Pero aun así, VENOM es una buena entrega sobre el spin-off de este anti héroe. Con una relación con su huésped Eddie Brock que genera la empatía justa para que el tiempo de la trama fluya sin problemas. Con un Tom Hardy que una vez más dará que hablar, con una interpretación perfecta para que este personaje violento se vuelva empático ante los ojos críticos de espectadores que les aseguro no van a salir de la sala decepcionados.

@nochebastarda ya les aviso que permanezcan en la sala no 1 sino 2 veces terminada la proyección... 😉